Declaraciones del Secretario de Estado Rex Tillerson sobre Siria

DECLARACIONES
Secretario de Estado Rex Tillerson
En conferencia de prensa
11 de abril de 2017

G-7 Conferencia
Lucca, Italia

La semana pasada, el régimen de Bashar al-Assad mató incluso a más de su propia gente usando armas químicas. Nuestro ataque de misiles en respuesta a su uso repetido de armas prohibidas fue necesario como cuestión de interés de seguridad nacional de los Estados Unidos. No queremos que el descontrolado arsenal armas químicas del régimen caiga en manos de ISIS u otros grupos terroristas que podrían, y desean, atacar a Estados Unidos o a nuestros aliados.

Tampoco podemos aceptar la normalización del uso de armas químicas por parte de otros actores o países, ni en Siria ni en cualquier otra parte. Estados Unidos está agradecido por las declaraciones de todos nuestros socios que han expresado su apoyo a nuestra respuesta oportuna y proporcional. A medida que cambien los acontecimientos, Estados Unidos continuará evaluando sus opciones estratégicas y oportunidades para reducir la intensidad de la violencia en Siria.

Muchas naciones contemplan el proceso de Ginebra para resolver el conflicto sirio de una manera que produzca estabilidad y le dé a Siria y al pueblo sirio la oportunidad de determinar su propio futuro político. Y nuestra esperanza es que Bashar al-Assad no sea parte de ese futuro. Si las negociaciones sobre el cese de hostilidades de Astana llegan a ser eficaces para lograr un cese de hostilidades duradero, entonces el proceso de Ginebra tiene la oportunidad de acelerarlo. Hasta la fecha, Astana no ha conseguido mucho progreso.

También está claro que Rusia no ha respetado los acuerdos que se habían concertado en virtud de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Estos acuerdos estipulaban que Rusia fuera el garante de una Siria libre de armas químicas, y que también localizaría, captaría y destruiría todos esos armamentos en Siria. Las reservas y el uso continuado demuestran que Rusia ha fracasado en su responsabilidad de cumplir este compromiso de 2013. No está claro si Rusia no se tomó en serio esta obligación o si ha sido incompetente, pero esta distinción no importa mucho a los muertos. No podemos dejar que esto vuelva a suceder.

Para ser claros, nuestra acción militar fue una respuesta directa a la barbarie del régimen de Assad. La prioridad de Estados Unidos en Siria e Irak sigue siendo la derrota de ISIS. Hacemos un llamamiento a nuestros socios del G7 para mantener la lucha contra ISIS tras la liberación de Mosul y Raqqa. Ya sea en Irak y Siria, en internet, o sobre el terreno en otros países, debemos eliminar a ISIS. El apoyo del G7 será fundamental. Para estabilizar a Siria necesitaremos la participación directa del G7 para ayudar a resolver el conflicto en Siria, proteger a la población civil y comprometerse a la reconstrucción que eventualmente conducirá a la normalidad de una Siria unificada.