Nueva tecnología biométrica permite mantener la seguridad en las fronteras

La reciente tecnología para el reconocimiento facial les permite a los agentes de seguridad del aeropuerto de Washington atrapar a un pasajero que trata de escabullirse en Estados Unidos utilizando el pasaporte de otra persona.

“La nueva tecnología para el reconocimiento facial virtualmente elimina la capacidad de alguien para utilizar un documento auténtico que fue emitido a otra persona”, dijo Casey Durst, directora de la oficina en Baltimore del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Aunque la identificación biométrica es una expresión que suena futurista por el concepto de identificar a alguien basado en un único rasgo biológico, como el DNA, la voz o características de la voz, la identificación biométrica ha existido desde la década de 1880, cuando por primera vez se emitieron las huellas digitales para confirmar una identidad en los tribunales. Los nuevos y diferentes tipos de métodos para la identificación biométrica son importantes herramientas que utilizan en la actualidad los organismos encargados de aplicar la ley.

El sistema para la comparación facial es importante porque el emparejar el rostro de una persona con la fotografía de identificación puede ser más complicado de lo que parece. Cuando una persona pierde peso, se corta el cabello o comienza a usar anteojos, puede hacer más difícil para los agentes estar seguros de que esa persona sea la que esté presentando su propia identificación.

Ahora, usando la nueva tecnología para el reconocimiento facial biométrico los agentes fronterizos pueden dejar de adivinar cuándo deben dejar pasar a la persona que presenta su propia identificación y cuándo frenar los fraudes de identidad e impostores.

La nueva tecnología para el reconocimiento facial es parte de un programa puesto en marcha en 14 aeropuertos de Estados Unidos.